Consejos para sacar el máximo partido de tu sueño en un hotel y dormir mejor

 

 

Reservar una habitación de hotel muchas veces en sí no garantiza que tengamos una buena cuota de sueño. Por lo general se recomienda dormir de 7,5 a 8,5 horas diariamente, pero el 70% de las personas no duerme lo suficiente en los hoteles. Es por ello que aquí tienes varios consejos para poder dormir mejor.

Evita iPads antes de acostarte, ya que emiten una gran cantidad de espectro de luz azul que te puede privar del sueño y tiene efectos en la salud (o bien comprar unas gafas especiales que se proyectarán fuera de que el espectro de la luz) .

Evita el alcohol, ya que reduce la calidad general del sueño. Muchas personas piensan que una copa antes de acostarse les ayudará a dormir. Si bien puede hacer que te duermas más rápido, el alcohol reduce la calidad del sueño. Para evitar este efecto, mantente alejado de alcohol en las últimas horas antes de acostarte.

No bebas tanto café después del almuerzo.  Te sorprenderías de saber que la cafeína puede causar problemas de sueño hasta diez-doce horas después de beberla. Si dependes de café, té o soda con cafeína para seguir activo durante el día, considera la posibilidad de eliminar la cafeína después del almuerzo.

Tal vez una rica y abundante cena, coronada con una gran rebanada de pastel de chocolate puede parecer la manera perfecta de terminar el día, pero es prudente no comer una gran comida en las dos horas antes de ir a la cama. Intenta hacer la hora de la cena más temprano, y evitar alimentos pesados.

Bloquea la luz del pasillo y la luz de la calle como sea posible.

Desarrolla una rutina relajante antes de acostarte, lo que envía una señal al cerebro de que es hora de dormir, por lo que es más fácil quedarse dormido.

Utiliza el cartel de no molestar o “Do Not Disturb”, ya que es algo sagrado para el hotel. Lo encontrarás a menudo detrás de la puerta y solo tienes que abrir la puerta y colgarlo para asegurarte de que nadie te llamará a la puerta.

Puedes pedir que no te pasen llamadas a la habitación solo con llamar a la recepción o a la central del hotel y decir al personal que quieres descansar

Solicita una llamada despertador, y si es personalizada, mejor. De esta manera te aseguras de que te despertarás a tiempo, e incluso, hay hoteles donde te ofrecen volverte a llamar por si necesitas unos minutos más.