Seamos realistas. La parte más importante de una estancia en el hotel es la cama. Puedes tener la mejor de las vistas, lo mejor de la alta tecnología y el más lujoso de los artículos de tocador de lujo, pero si la cama es dura como una roca, cuando despiertes vas a odiar al hotel.

Afortunadamente, los hoteles en los últimos años han invertido mucho dinero en la experiencia de la cama y no sólo mediante la adición de colchones cómodos, sino también almohadas y ropa de cama de lujo utilizadas. Y varios hoteles de de marca son tan apasionados sobre sus ofrendas de cama, que piensan que vas a querer comprar una cama de hotel después del check out.

El concepto de la venta de lo que se encuentra dentro de una habitación no es nuevo en la industria hotelera. Reinhard Neubert, Director General del hotel del St. Regis Monarch en California, dice que se solían vender entre 250 y 400 colchones en el Four Seasons de Chicago a clientes anualmente. Pero cuando Julia Roberts y Oprah Winfrey, una tarde charlando sobre cómo cada una había comprado camas de una cadena de hoteles de élite, millones de espectadores de repente han tomado nota y han querido imitarlas.

Dónde comprar una cama de hotel

Nota: Casi todas estas marcas hoteleras venden sus camas en internet, por lo que es posible que desees hacer una prueba antes de comprar.

Comprar una cama de hotel

La cama Marriot: La colección completa incluye camas Marriott, box springs, marcos y sábanas. Los precios comienzan alrededor de 1.500 dólares para los colchones hasta los 3.700 dólares para todo el conjunto de la cama.

La experiencia del Ritz-Carlton Sleep: The Ritz vende un colchón especial llamado “Sealy Posturepedic Plush” en su tienda en línea, así como un box spring de resorte. Viene en todos los tamaños, excepto en California King, a partir de 999 dólares para un colchón de matrimonio. También se puede comprar una gran variedad de ropa de cama, incluyendo la almohada de abrazo cómodo.

Hilton Serenity Bed: La cama Serenity del Hilton está hecha por la empresa Serta y viene en todos los tamaños desde Twin a California King. Los precios van desde 1.395 dólares y también se puede optar por el juego de cama Hilton Serenity, que incluye la cama, colchón, edredón, funda nórdica, juego de sábanas, un par de almohadas y protectores de almohada.

Doubletree Sweet Dreams Bed: El colchón de la marca DoubleTree y su box spring garantizan comodidad adicional a través de un diseño especializado y su construcción, que incluye el apoyo continuo de muelles y una parte superior acolchada calmante. También es 100% de material ignífugo para mayor seguridad. La cama viene en tamaños Queen, King y California King y va desde 1.695 hasta 1.895 dólares.

La cama Waldorf: La marca de hoteles de lujo de Hilton vende la cama Waldorf, que cuenta con cinco zonas de confort de amortiguación y un somier diseñado con una configuración de muelles patentado para dar soporte extra para la espalda y reducir al mínimo el efecto del movimiento de la pareja.  Viene sólo en tamaños Queen por 2.100 dólares y King por 2.300 dólares.

Camas Hyatt Grand Bed and Hyatt Grand Bed II: Son juegos de cama de la marca Hyatt y vienen en tamaños desde Twin y Twin XL hasta California King. Cuenta con un colchón pillow-top no-flip y un box spring de 34 centímetros. Los colchones comienzan desde los 675 dólares y llegan hasta los 1.165 dólares. Hyatt también ha creado el Grand Bed II, donde destaca un nuevo material que se supone que es más suave y sienta más natural. Los colchones también tienen un nuevo diseño de manillar en ellos para hacer mover la cama más facilmente. Éstos van desde los 730 dólares hasta los 1.200.

La cama Westin Heavenly Bed: La cama Westin Heavenly podría ser una de las camas de marca de hoteles más conocidas. Introducida en 1999, tiene un “colchón de almohadas” y un box spring de 33 centímetros. El juego también viene con almohadas, fundas de almohadas, fundas de edredón, bordes de la cama y sábanas. Los precios oscilan entre 2.870 dólares para una cama de matrimonio y 3.380 dólares para un tamaño King. No viene en tamaños individuales.

Westin Heavenly Bed

Sheraton Sweet Sleeper Bed: la marca hermana de Westin, Sheraton, también tiene una cama para la venta, la Sweet Sleeper. Oscila entre 995 a 1.895 dólares y viene en tamaños twin hasta California King. Eso es sólo para el colchón y su somier, pero se puede comprar almohadas, edredones y mantas también.

La Cama W: Para no ser menos que Westin y Sheraton, W Hotels también cuenta con su propia cama, llamada simplemente The W Bed. Sin embargo, W no sólo ofrece un colchón y somier, se puede incluso comprar un marco de cama de diseño que se encuentra en algunos hoteles W. Las sábanas y ropa de cama también están a la venta en el la tienda online de Hoteles W.

El SoBed de Sofitel: Al comprar el paquete SoBed obtendrás no sólo el colchón Sofitel de diseño y su somier, sino también cuatro almohadas SoBoutique, un cubre colchón de plumas y un edredón de plumas de Pacific Coast Feather Company junto con sábanas de 400 hilos de percal de algodón de Yves Delorme, incluyendo un faldón, sábana bajera, funda nórdica, 2 almohadas y 2 protectores de almohada. La colección se presenta en su totalidad en tamaños Queen y King y los costos oscilan entre 3.160 y 3.825 dólares.

No solo puedes comprar una cama de hotel, todo lo que está dentro de la habitación está a la venta

Comprar una cama de hotel

Los viajeros ya saben que pueden comprar el albornoz que está colgando en el armario de la habitación. Pueden enviar a casa el colchón, la colcha y sábanas también. ¿La papelera debajo de la mesa? Está a la venta .

“¿Por qué no debería una empresa vender sus muebles ? Obviamente los pueden conseguir a un buen precio, los venden a un precio competitivo como parte de su marca y ganan dinero por revender”, dice Reneta McCarthy, profesora de la Escuela de Administración de Hotelería en la Universidad de Cornell. “Y además tendrás a gente hablando de tu marca.”

Así que gracias a Internet, Starwood, Ritz Carlton y Four Seasons comenzaron a vender estos productos a través de terceras empresas, como hoteles en el país y Boxport .

Tiene perfecto sentido para los comerciantes. “Es probarlo antes de comprarlo”, dice Robin Ware, vocera de los hoteles en el hogar. “Puedes exprimir todas las almohadas que desees en la tienda, pero no puedes dormir con ellas. Esto elimina el factor de riesgo”.