A partir de febrero de 2014, los menores de 12 años tienen prohibido las primeras siete filas de la clase económica en vuelos de AirAsia, la aerolínea de bajo costo más grande de Asia , con centros de operaciones en Malasia, Tailandia, Indonesia y Japón.

¿Habrá cada vez más aerolíneas que ofrezcan este tipo de zonas o en general aviones sin niños?, ¿se llegarán a fletar aviones sin niños como ya existen hoteles solo para adultos?

En un comunicado de prensa oficial, el CEO de AirAsia X Azran Osman-Rani describió el lanzamiento como un “paquete celestial para aquellos que quieren la paz de la mente.”

Los pasajeros con reserva en AirAsia X, la aerolínea de largo recorrido de AirAsia, ahora pueden optar por los asientos especiales sin infantes por un costo adicional de entre 11 dólares a 110 dólares para la tarifa estándar de asientos específicos en la clase económica.

La zona libre de niños, llamada “Zona de Silencio”, tiene una iluminación más suave y está dividida del resto del avión por la zona de inodoros y mamparas. La teoría es que el cliente no será capaz de escuchar a los niños que se encuentran en la parte trasera del avión.

Sin embargo, cualquiera que haya estado a menos de 100 metros de un niño gritando sabrá que sus gritos no se verán obstaculizados por una cortina.

Aviones sin ninos

Así como el humo del cigarrillo podía flotar en las áreas de no fumador antes de que fuera prohibido, también lo hará el ruido, dijo George Hobica, fundador de Airfarewatchdog.com, en declaraciones a NBC News cuando la nueva opción de AirAsia X fue anunciado el año pasado.

“Si usted estaba una sola fila lejos de la zona de fumadores, todavía podía sentir el humo”, dijo. “Y todavía escuchará los gritos … si un niño tiene pulmones fuertes”.

Osman-Rani estaba ansioso por tener en cuenta que los niños no son en realidad la prohibición de viajar y que la nueva oferta fue sobre la personalización de las preferencias y la “elección justa”.

El competidor de AirAsia, Malaysia Airlines, comenzó a volar el pasado año en aviones sin niños en cabinas de primera clase, así como también en la sección superior de la cubierta de la clase económica  en sus A380.

La tendencia se extiende rápidamente

Aviones sin niños

Hay quien está dispuesto a pagar más por su billete de avión a cambio de que le aseguren que no habrá menores cerca. “No es tanto una tendencia creciente, es un tema que despierta mucho debate”, explica por teléfono Andrew M. Wong, director en Singapur de Tripadvisor. Este portal de viajes (260 millones de visitantes únicos al mes) preguntó este año a 8.000 personas de nueve países: ¿Pagaría un extra por sentarse en una zona libre de niños en el avión? En torno al 20% de los europeos dijeron que sí (a los españoles lo que más les molesta a bordo es el clásico “los padres que no controlan a sus hijos”). Los más anti niños, los australianos: hasta el 61% estarían dispuestos a apoquinar por no escuchar el jolgorio infantil. “La razón es que toman vuelos más largos”, dice Wong. A más horas a bordo, menos tolerancia.

Niñeras a bordo

En un espacio cerrado a 10.000 metros de altura el mejor educado de los angelitos puede convertirse en una pesadilla (y no, no siempre es culpa de los padres). Mientras algunas compañías crean zonas libres de niños para que quienes paguen más no tengan que oírlos, otras apuestan por ayudar a distraerlos. La más innovadora en su enfoque, Etihad Airways, de Emiratos Árabes, que acaba de lanzar un servicio de niñeras a bordo.

En realidad, se trata de azafatas con un distintivo delantal naranja que han recibido formación en la prestigiosa escuela británica Norland. Expertas en títeres, manualidades y pintacaras, estas niñeras —cuyo servicio es gratuito en todas las clases— ayudan a los padres a relajar, distraer, dormir y dar de comer a los más pequeños.