En el ámbito de la hotelería, del departamento de lavanderia desempeña un papel de gran importancia, ya que directa o indirectamente mantiene relación con todos los departamentos y además constituye un servicio adicional que se ofrece a los huéspedes.

Lavanderia

La actividad del departamento de lavanderia, y como se llama a nivel interno, lencería, se basa principalmente en el lavado, planchado, secado de la ropa del hotel, así como del servicio de ropa de clientes, con personal calificado y maquinaria adecuada para estas actividades.

Objetivos básicos del departamento de lavanderia

  • Proporcionar a todos los departamentos del hotel la ropa necesaria para la realización de sus actividades.
  • Conservación, planchado de la ropa del hotel.
  • Ofrecer a los clientes facilidades para el tratamiento de la ropa.

Funciones principales

1. Control e inventario de toda la ropa del hotel

Lo normal es disponer de cuatro juegos de sábanas por persona que se pueda alojar en el hotel: uno en la habitación, otro en el Office, el tercero en lavandería y el cuarto guardado en almacén. Respecto a esto por lo general las cadenas de hoteles establecen un stock mínimo de prendas preparadas para el uso del cliente, correspondiente al pedido de dos días de cambio de ropa (por rotación y salida de clientes), en épocas de máxima ocupación del establecimiento.

2. Lavado, planchado y reparación de dicha ropa

En esta actividad es importante reseñar que hay hoteles que no disponen de este servicio, porque es más rentable enviarla al exterior para su tratado (Renting de ropa). Para ello hay que calcular que procedimiento resulta más económico, a partir del volumen de ropa a tratar y sin olvidarnos del grado de ocupación, que irá directamente proporcional con el volumen de ropa a tratar. Se trata por tanto de calcular los umbrales de rentabilidad y su punto muerto.

3. Servicio de lavandería para clientes

Teniendo como referencia el punto anterior añadiremos que, el cliente dispondrá en su habitación de un impreso donde figuraran los precios establecidos para cada una de las prendas que se limpian en el hotel y las instrucciones que el huésped deberá seguir. Artículo relacionado

Cuando la ropa necesite un tratamiento especial, lo habitual es que la gobernanta, mediante el departamento de conserjería, envíe las prendas a una tintorería y ésta pase la factura al subdepartamento de mano corriente para su posterior cargo en la cuenta del cliente.