Bernard Sadow es el hombre al cual todos los botones y bell boys odian, pero que nunca han escuchado su nombre.

Antes del invento de Bernard Sadow

En 1970, inventó la maleta con ruedas, cuya existencia es la pesadilla del botones. Antes de eso, el botones era una necesidad, un proveedor de tranquilidad y confort, un miembro útil de la sociedad. Cuando Sadow vendió su primer prototipo a Macy en octubre de 1970, se promovió un cambio en el entorno de la hospitalidad.

“Fue una de mis mejores ideas”, ha dicho Bernard Sadow, que era en ese momento vicepresidente de una compañía de Massachusetts que fabricaba maletas y abrigos y a quien se le atribuye la invención de equipaje rodante hace más de 40 años.

El Sr. Sadow tuvo la idea en 1970 cuando arrastró dos maletas pesadas por un aeropuerto cuando regresaba de unas vacaciones familiares en Aruba. Esperando en la aduana observó a un trabajador sin esfuerzo rodar una pesada máquina sobre un patín con ruedas.

“Le dije a mi esposa: ¿Sabes, eso es lo que necesitamos para el equipaje”, recordó Sadow. Cuando regresó a trabajar, tomó las ruedas de un baúl y las montó en una gran maleta de viaje. “Puse una correa en el frente, tiré de ella y funcionó”, dijo.

Esta invención, por la que tiene la patente de EE.UU. No. 3.653.474, como “Equipaje Rodante”, no tuvo una inmediata aceptación.

“La gente no acepta bien el cambio”, dijo Bernard Sadow, recordando los muchos meses que pasó rodando su maleta prototipo por tiendas por departamento en Nueva York y en otras ciudades. Finalmente, Macy se interesó por él y le hizo un pedido, y el mercado creció rápidamente cuando anuncios de Macy comenzaron a promover “el equipaje que se desliza.”

Macys Equipaje 1970

La patente, que Sadow solicitó en 1970 y recibió en 1972, hizo que las personas que trataban con el equipaje lo hicieran de una manera nueva. Hasta la invención de Bernard Sadow, la principal innovación reciente en el equipaje eran carros pequeños, plegables con ruedas a los que ataban las maletas y tiraban. A finales de 1960, las tiendas de equipamiento turístico estaban vendiendo un montón de ellos a medida que más estadounidenses comenzaron a volar, sobre todo a nivel internacional.

Pero maleta de Bernard Sadow fue finalmente suplantada por una innovación más popular, el Rollaboard ahora omnipresente, y sus imitadores.