Cuando se trata de hoteles, el desayuno buffet es de fama mundial. Un tranquilo y completo desayuno buffet tomado en el hotel puede ser una gran manera de empezar el día. Sin embargo, algunos hoteles parecen más preocupados por sus ganancias que por el placer de sus huéspedes. Si desayunar en el hotel le va a costar más, es posible que el huésped se lo piense dos veces, especialmente si hay otras opciones cerca.

Cuando hablamos de un desayuno buffet por regla general se nos viene a la mente una cantidad de comida expuesta en aparadores o mostradores junto con cubertería y platos para que los comensales se sirvan a su gusto en cuanto a tipo de alimento y cantidad. Es además una manera de servir a muchas personas.

A menudo, cuando el desayuno se encuentra incluido en la tarifa de la habitación, el cliente puede acceder al desayuno buffet sin coste adicional.

¿Pero qué pasa cuando el desayuno no está incluido?  Cuando el desayuno buffet cuesta, el cliente se acerca y echa un vistazo alrededor de la sala de desayunos y detiene sus ojos sobre el menú. ¿Está tu hotel entregando una gran experiencia en el desayuno buffet o está dando pie al cliente a huir y buscar otra opción fuera de tu establecimiento?

Diez consejos para vender el desayuno buffet

1. Servicio

Camarero desayuno buffet

Por lo general en un desayuno buffet el cliente se acerca a los expositores y selecciona su propios alimentos, pero en cuanto a las bebidas como el té, café y el zumo debe venir un camarero a la mesa con una sonrisa.

2. Mantelería

Desayuno buffet - Manteleria

Puede que parezca un tema pasado de moda o a la antigua, pero no hay nada más apropiado que tener un mantel de tela en la mesa de desayuno. Es más tranquilo y civilizado que comer encima de una mesa desnuda o con mantel de vinilo o de plástico.

3. Dile no a las porciones preempacadas

Desayuno buffet - Preempacados

Recuerda que estás en un hotel, no en un avión. No hay ninguna razón para servir directamente de la caja de leche de larga duración. Los huéspedes quieren ver la leche en una jarra. Las mermeladas en pequeños frascos de vidrio están bien, pero cualquier cosa en un paquete de plástico no lo es, como por ejemplo sandwiches, o bollería.

4. Frutas frescas

Desayuno buffet - Frutas

Fíjate en que he escrito frutas en plural. Los clientes quieren una una selección de frutas, algunas enteras, otras peladas. Si puedes ofrecer zumos de fruta naturales y recién exprimidos estarás ganando muchos puntos.

5. Variedad y frescura de productos

Desayuno buffet - Variedad

Al igual que con las frutas, es importante ofrecer una variedad mínima de platos cocinados. No quiero decir que no deba haber muchos tipos de huevos (fritos, hervidos, escalfados y revueltos…) sino varias opciones, como preparaciones vegetarianas junto con el tocino y las salchichas.

6. Pan

Desayuno buffet - Pan

Ofrecer pan de calidad, hecho en tu propio establecimiento o procedente de un buen panadero local, lo dice todo. Esto es muy diferente del pan precocido, terminado en la cocina, caliente y crujiente en el exterior y que por lo general en el momento en que se enfría ya ha perdido toda la magia del recién horneado y se vuelve correoso por dentro.

7. Productos locales

Desayuno buffet - Jamon

Cualquier desayuno buffet que se aprecie debe ofrecer productos locales. Es una buena señal si sabes cual es la raza de cerdo, o de qué granja, pero por lo general las localidades tienen una fruta o un producto de alta calidad que puedes incluir en el buffet para darle un valor añadido. Recuerda que frases vagas como “huevos frescos de granja” no significan nada en comparación de “naranjas 100% valencianas” o “el verdadero jamón de Teruel”.

8. No debe haber mesas abandonadas

Desayuno Buffet - Platos

Una de las funciones de los camareros de un buffet muy importante es desabarasar las mesas y no dejar platos usados y sucios ni restos de comida abandonados en las mesas de los clientes que ya se han marchado. Es imprescindible que tomes en cuenta que si una persona llega al restaurante con la intención de sentarse y las mesas están abandonadas esperando a los camareros para remontar, le estás dando la oportunidad de replantearse si realmente desea desayunar en tu establecimiento, ya que la mayoría de personas no está dispuesta a esperar por una mesa para sentarse.

9. Flores frescas

Desayuno buffet - Flor

Las flores nunca están de más. Sólo puede ser una flor, o un pequeña planta, que ofrezca frescura al centro de mesa o como decoración de la sala. No te olvides de utilizar un florero.

10. Tranquilidad

Desayuno buffet - Tranquilidad

No hay nada mejor que tomar el desayuno en un ambiente relajado, con un apropiado hilo musical. Ofrece además varias opciones de periódicos o revistas de actualidad. Lo que no recomiendo en absoluto es la presencia de una TV encendida con el canal de noticias o los programas matinales de información, ya que no todas las personas tienen los mismos gustos y puede molestar a los clientes las opiniones del momento de ciertos programas.